El compresor es el corazón de una máquina de fabricar helados. Su potencia debe ser capaz de producir cualquier tipo de helado, sea de sabores o de yogurt, y empezar a producirlos en el menor tiempo posible. Por eso hemos elegido compresores de la reconocida marca italiana Aspera, con dos años de garantía.